Design a site like this with WordPress.com
Hasi zaitez

Ma quarantaine

Hona hemen nire Frantseseko ikasleekin (eta Gabriel Aresti ikastetxeko zenbait irakaslerekin!) egindako zenbait lan, konfinamendu osoan zehar (2019-20 ikasturteko azken hiruhilabetean). Bertan, bakoitzaren bizipenak zein deseskaladaren gora beherak islatuta geratu dira. Memoria kolektiborako sormen lan ederrak! Le Petit Prince AUDIOLIBURUA (egin klik)

¿Quién soy yo en movimiento?

Soy Alba. Soy movimiento y quietud. Soy el gesto con el que nací: los fórceps, la palmada en el culo, la boca abierta para respirar. Soy una cadera inmovilizada por una ortopedia. Soy lo que traje al mundo y lo que aprendí. Soy lo que me dejaron moverme y lo que me permití. Soy unaIrakurtzen jarraitu “¿Quién soy yo en movimiento?”

Para mí la menstruación es…

… mi calendario El que me indica cuál es el mejor momento para ser audaz y experimentar en el aula o el amor, o subirme a un escenario a contar cuentos eróticos. El que me aconseja cuándo viajar o cuándo es mejor quedarme en casa. El que me susurra al oído: demasiados actividades esa semana,Irakurtzen jarraitu “Para mí la menstruación es…”

Antología colectiva de poemas contra el capital

Hoy he escuchado Carne Cruda (enlace al final, pinchando en la imagen) mientras rellenaba las juntas de los azulejos de la ducha. Sí, yo también me he resignado a mantener la cuarentena y hacer de ella algo productivo. Llevaba días enrabietada, llamando a la desobediencia, pero he escuchado a la enfermera que abre el programa y he roto a llorar. He llorado porque al fin me he creído que el virus es muy real, tan real como la crisis económica y social que se está gestando. Por eso, sí, mejor descansar ahora, porque va a haber que arrimar mucho el hombro después. Como Javier Gallego “Crudo”, espero que los buenos gestos de estos días, las vecinas que charlan desde sus balcones. los músicos que ofrecen conciertos desde sus ventanas…. no desaparezcan con el virus, porque, lamentablemente, habrá que ofrecerle un plato de comida a más de una vecina que se quede sin trabajo, organizar ollas populares… y llenar las calles, ahora desiertas. Mientras dure esta calma chicha, aquí mi pequeño homenaje a todas las personas currelas que están en la línea del frente. Sí, joder, yo también he caído en la terminología militar, pero es que esto es una guerra, la última guerra del capital. Feliz día de la Poesía (eskerrik asko, aita), “la convalecencia / a la que apostamos la salud” (Ana Pérez Cañamares). En esta antología de poetas anticapitalistas, entre las que me incluyo pretenciosamente, os encontraréis todas: las enfermeras, las que cuidan de los mayores, las cajeras del super, las limpiadoras… Es para vosotras. Un abrazo. Cuídense mucho.