Tendresa Insubmisa

Siempre me identifiqué con el último de los amores insumisos de este videoclip de @eldiluvi (Tendresa insubmisa). Cuando lo proyectaba en el aula, al final de los talleres de amores, siempre nos veía reflejadas a mí y a mi abuela. Sin embargo, aunque me sentía orgullosa, nunca lo confesaba.

He vuelto al pueblo, después de tres años, a solas con mi abuela, una vez más. Hemos vuelto, como media Margen Izquierda vuelve cada verano a su origen, como las cigüeñas.

Ya no me importa el qué pensarán las abuelas de mis ex alumnas al verme de viaje con mi abuela, en lugar de estar de txosna en txosna con la cuadrilla, “mis congéneres”, como sus nietas.

A falta de otres referentes, antes caía en el arquetipo de la solterona. En cierta medida, yo sola, y en otra medida nada desdeñable, por los comentarios de mi abuela y otres familiares del tipo, “esta como no quiere saber nada de novios todavía”. Siempre lo elegí, igual que elegí dejar la peregrinación de txosna en txosna y viajar sola, porque me disfruto.

Aunque tiene sus cosas (seguramente, yo también las tengo), a mi abuela, la disfruto. Nos disfrutamos. Y cómo no va a tener sus cosas, si nació en el 31.

A las mujeres de su generación (y a la de mi madre también, claro, por herencia), las educaron para aguantar. Por eso, no es capaz de manifestar sus deseos. Me dice “yo creo que es mejor que cenemos en casa, ¿no crees?”, en lugar de “Me estoy cagando de frío. Quiero irme a casa.” Esa psicología inversa, que también tengo que usar con mi madre, me enternece, aunque con esta última, por la cercanía en el linaje, me cueste mucho más empatizar.

Las nietas, vamos levantando la cabeza, eligiendo amar(nos) libres, cómo y con quién queremos en cada momento. Y porque ya no caminamos (tan) sumisas, mirando al suelo, la vista nos regala cielos cuajados de estrellas (y de mártires #niunamenos). Esta noche, saliendo de la muralla, de la ciudad vieja a la nueva, vi un cometa o un meteorito surcando el firmamento. Va por mi matria.

Published by kontalamia

Hitzek sorgindu ninduten. Doinu eta forma ezberdinetan nire gorputza bete ostean, borborka hasi dira, ahotik, alutik… Tras largos años de algarabía, mis poros, por ahora, solo sudan en bilingüe. De ahí que este blog haya nacido así. Ongi etorri. Bienvenide. ¡Ah! Sé me olvidaba… ¡Disfruta del viaje!

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Aldatu )

Connecting to %s

Create your website with WordPress.com
Hasi zaitez
%d bloggers like this: